Montevideo. Los trabajadores metalúrgicos levantaron la ocupación que llevaban adelante en la planta de Tubacero, ubicada en el barrio Peñarol, al recibir un recurso de amparo por parte de los propietarios.

En el mediodía de este sábado, los empleados desalojaron el lugar de trabajo y pretendieron entregar el recinto a sus propietarios, “pero la patronal se negó a recibir la planta”, dijo a El Observador Walter Santos, dirigente de la dirección de la Unión de Trabajadores del Metal y Ramas Afines (Untmra).

La de Tubacero es la segunda desocupación de una plantas metalurgica en el marco del conflicto que los trabajadores del sector llevan a cabo en reclamo de mejoras salariales y para incorporar el presentismo.

Este jueves había sido desalojada Servipiezas, aunque los trabajadores se concentraron en la entrada de la planta para impedir el ingreso a la misma.

Aún se mantienen ocupadas 60 metalúrgicas en todo el país y este lunes los trabajadores del gremio se reunirán en asamblea para evaluar la evolución de la huelga y las diferentes estrategias a seguir, según explicó Santos.