Las autoridades de la Administración Nacional de Usinas y Transmisiones Eléctricas (UTE) consiguieron este martes el objetivo de dejar sentadas las bases para alcanzar los 1.000 MW de potencia de generación eólica instalada para 2015, luego que se recibieran 13 ofertas para nuevos parques de aerogeneradores, sobre un total de 14 en competencia.

Si se concretan todas las iniciativas, la inversión proyectada rondará los US$1.200 millones para la instalación de 780 megawatts de potencia, informó a el director de UTE, Gerardo Rey.

En la víspera se cerró el plazo de presentación de ofertas para los 14 emprendimientos que habían quedado afuera de la segunda licitación para parques eólicos.

La condición que se fijó en la nueva ronda fue que, para ser aceptados, dichos proyectos debían acogerse al pago definido por UTE de US$63,5 por megawatt/hora (MWh) generado, el precio máximo que aceptó la empresa estatal en la instancia competitiva.

El proceso fue un “éxito” y superó ampliamente las expectativas, ya que solo uno de los proyectos desistió de presentarse.

En total, 12 empresas presentaron propuestas de complejos de molinos por cerca de 50 MW de potencia cada uno, y el restante acercó una iniciativa por 40 MW, dijo Rey.

No obstante, en primera instancia fueron aceptados nueve proyectos “que no presentaron problemas”, mientras que otros cuatro deberán ser relocalizados debido a que el punto de conexión a las líneas de transmisión previsto generaría sobrecarga en las líneas de UTE, explicó Rey.

Estos nueve proyectos, que totalizan 438 MW, podrán ser adjudicados en un “breve tiempo” que no demandaría más de un mes, luego que la comisión técnica del ente complete el trámite de habilitación.

De esta forma, se sumarán a los 150 MW adjudicados en la primera licitación, a los 192 MW de la segunda, y los 200 MW que pretende incorporar directamente UTE mediante la modalidad de leasing en acuerdo con privados.

Si a eso se agregan los parques de menor tamaño que ya están operativos o en proceso de instalación –que significan entre 60 y 70 MW– se estarían superando los 1.000 MW instalados para 2015, de acuerdo a la programación oficial.

Más estudios. Las cuatro iniciativas que deberán reubicarse –también por 50 MW cada una– ingresarán en una segunda etapa de evaluación para definir los nuevos puntos de instalación, lo que podría llevar a que los privados decidan dejar de lado el proyecto.

Todos los planes presentados cumplen el mínimo de valor agregado local de 20% del total de la inversión.

Para establecer prioridades, UTE utilizó el mismo orden en que quedaron las propuestas en la licitación anterior, cuando se consideró como criterios prioritarios el precio y el componente de valor agregado local, explicó el director de UTE.

El departamento que concentrará mayor número de parques es Maldonado, con tres iniciativas de las nueve aprobadas.

Además, Flores tendrá dos parques y Florida, Lavalleja, San José y Cerro Largo uno cada uno.

En la actualidad están operativos los aerogeneradores de UTE en Sierra de los Caracoles en Maldonado (20 MW), y los privados de Kentilux en San José (10 MW) y Nuevo Manantial en Rocha (13 MW)

2.692 MW. La capacidad de generación de electricidad asciende a 2.692 megawatts, según el balance energético correspondiente a 2010 de la Dirección Nacional de Energía.