Un promedio de US$221 por megawatt/ hora pagan los clientes residenciales uruguayos por la energía que utilizan, muy por sobre el resto de los habitantes latinoamericanos, según un estudio de la consultora chilena Systep publicado este lunes por Estrategia.

Quienes más se acercan al alto valor que costean los “charrúas” -considerando un tramo de consumo promedio de 150 Kwh- son los chilenos, que pagan US$150 MWh.

Los chilenos además son quienes tienen el mayor consumo per cápita de electricidad, con 3.326 KWh por persona al año, ubicándose en el puesto 59 de un ranking de 60 países.

A Chile le sigue Venezuela, con 3.078 KWh, de acuerdo a un estudio de Central Energética también difundido por Estrategia.

En cuanto al costo residencial de la energía, quienes le siguen a uruguayos y a chilenos son los brasileños, con un gasto promedio de US$11,5 por MWh; los peruanos, con US$110; los mexicanos, con US$89,7; los ecuatorianos, con US$80; y Argentina, con US$52,5 MWh.

En el ranking internacional de competitividad mundial 2010 (World Economic Forum), Chile figura en el lugar 30, registrando precios de energía a clientes industriales entre US$95 y US$141 por MWh, los cuales son muy caros, si se compara con las economías emergentes, según comparó la consultora Systep.

En el caso de Argentina, los valores fluctúan entre US$36 y US$39 por MWh, mientras que en Brasil van desde US$65 hasta US$117; en tanto, en Perú varían entre US$62 y US$80. En Colombia, a su vez, oscilan entre US$72 y US$155, punta que es más alta que en Chile.