Montevideo. El ministro de Industria de Uruguay, Roberto Kreimerman, acordó hoy con su par chino, Miao Wei, la cooperación entre ambos países en la investigación y desarrollo de la industria farmacéutica, que mueve en China US$50 millones al año.

El otro interés de Uruguay es recibir inversiones chinas en colectores solares que contribuyan al desarrollo de energías renovables y explorar complementariedades en el desarrollo de la industria del software.

Un área importante para Uruguay en sus relaciones con China es el desarrollo de las energías renovables, según informa el portal de la presidencia del país sudamericano.

Kreimerman subrayó la necesidad de crecer en oferta energética y el gran interés en recibir inversiones chinas en colectores solares que contribuyan con el desarrollo de las energías renovables en nuestro país y, al mismo tiempo, con la sustitución de la energía eléctrica.

En la reunión participó el director general de Software y Servicios del Ministerio de Industria y Tecnología de la Información, Chen Wei, quien mencionó el gran crecimiento de la industria del software en China, que alcanzó un 30 por ciento en el pasado año.

También se acordó explorar complementariedades en el desarrollo de esta industria, considerando que Uruguay se encuentra muy bien posicionado en América Latina, donde es el primer exportador per cápita.

El ministro uruguayo destacó los fuertes lazos comerciales existentes entre Uruguay y China y las relaciones diplomáticas consolidadas entre ambos países.

A su vez, enfatizó el rol predominante que ocupan los mercados asiáticos en la crisis internacional y la importancia que representa para Uruguay la diversificación de sus mercados.

Por su parte, el ministro Miao Wei explicó el rol clave de la inversión extranjera directa en China y la conformación de la demanda interna, que está compuesta por la inversión y el consumo.

También mencionó el importante crecimiento económico de su país en 2011, situado en 9,1%, el que consideró moderado en comparación con otros años, pero igualmente exitoso.

Asimismo, resaltó la importancia del apoyo del gobierno chino a la innovación tecnológica de las empresas y la inversión en el personal.