Lima. Cada año se pierden más de US$1.000 millones producto de la congestión vehícular en la capital de Perú, Lima, lo que equivale a más de tres veces el valor del proyecto metropolitano, que de acuerdo al alcalde la ciudad, Luis Castañeda, es de US$300 millones.

El monto de pérdidas, informado por Gestión, se explica por menores horas-hombre, el exceso en el consumo de combustibles, el costo ambiental, el efecto en la salud humana y la pérdida de oportunidades de negocio, entre otras, informa Luis Quispe, presidente de la ONG Luz Ámbar.

“Todas las vías principales de la ciudad se congestionan completamente en hora punta. La situación se agrava aun más por las obras civiles de los municipios, debido a las cercanías de las elecciones”, agregó.

Solución.  Para el ministro del Interior, Octavio Salazar, por lo pronto, se requiere en toda la ciudad capital 200 pasos a desnivel, como un puente aéreo o hacer un by pass y así no incurrir en mayores modificaciones que impliquen mayores trastornos aún .

La autoridad menciona la urgencia por solucionar la situación, ya que el proyecto vial metropolitano y el tren eléctrico sólo beneficiarán al 15% del número de pasajeros que circulan por Lima Metropolitana.

Con desplazamientos en horas peak que pueden llegar a una hora y media o más, la autoridad refleja la fragilidad del sistema vial en Lima mediante el caso del accionar de la policía, que debe actuar como semáforo en muchos puntos de la capital, calificándolo como un costo "lamentable".