Ciudad de México. Hacia 2018, la Ciudad de México invertirá alrededor de diez mil millones de pesos para garantizar que los habitantes de todas las delegaciones políticas tengan abasto de agua potable de calidad, adelantó el jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera.

Entrevistado luego de presidir la entrega de escrituras de la Jornada Notarial 2015, en el Zócalo capitalino, el mandatario destacó que el proyecto se ha gestado con el Banco Mundial y están próximos a iniciar los procesos de licitación que se requieren.

"Es un proyecto punta de lanza que tiene entusiasmado al Banco Mundial, una inversión multimillonaria de miles de millones de pesos con dos estrategias básicas: potabilización total en 2018, es decir, todas las delegaciones de la ciudad con agua potable, y detección de fugas y mejor distribución del líquido”, detalló Mancera.

Señaló que en el transcurso de la semana se darán más detalles, aunque agregó que en el proyecto han estado involucrados expertos en materia hidráulica de países como Francia e Inglaterra.

"Es un financiamiento internacional, llevamos tres años con este trabajo; año y medio tardamos en el área de trámites internacionales de la Secretaría de Hacienda, pero estamos llegando al punto de arranque”, recalcó.

Mancera encabezó ayer la entrega de 14 mil escrituras para brindar certeza jurídica al patrimonio de igual número de familias.

Dijo que muchos de los beneficiarios habían esperado más de diez años para recibir este documento, por lo que agilizó el proceso de regularización de predios.

El jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, dio el banderazo de salida del programa Qué padres campamentos, mediante el cual 60 familias iniciaron un viaje al parque El Ocotal, Estado de México.

Destacó que esta experiencia busca fortalecer el acercamiento entre padres e hijos, a través del juego y la convivencia.

En lo que va del año se ha beneficiado a un total de 505 familias, de una meta de 565.