El Departamento de Agricultura de Estados Unidos espera que las existencias finales de soja en el país suban a un máximo de 11 años en el año agrícola 2017/18 tras otra cosecha abundante, dijo este miércoles un reporte.

Las existencias de maíz, en tanto, bajarían ligeramente, pero seguirían siendo abundantes. Los inventarios de trigo caerían debido a una disminución de la producción.

Todas las perspectivas de existencias para los nuevos cultivos, las primeras para la campaña 2017/18, se situaron por debajo de las expectativas del mercado.

El USDA estimó los inventarios finales de soja en 2017/18 en 480 millones de bushels y además recortó su pronóstico de existencias para el año agrícola 2016/17 en 10 millones de bushels a 435 millones de bushels.

Para el maíz, las existencias finales de 2017/18 se anticiparon en 2.110 millones de bushels. La previsión para los inventarios finales de 2016/17 se redujo a 2.295 millones de bushels desde 2.320 millones de bushels.

Las existencias finales de trigo para 2017/18 se anticipan en 914 millones de bushels desde 1.159 millones de bushels en 2016/17.