Sao Paulo. La compra del grupo siderúrgico argentino Techint del 27,7% de su rival brasileña Usiminas no llevará a un cambio en el control de la firma, dijo este lunes el presidente ejecutivo de Usiminas, Wilson Brumer.

Usiminas no tiene planes inmediatos para elevar su capacidad de producción de placas de acero, un producto que podrían ayudar a Techint a bajar sus costos, dijo Brumer en una teleconferencia con analistas.

Las acciones de Usiminas saltaban el lunes 5,75% a 11,21 reales a las 14:11 GMT, porque la compra de Techint generó expectativas sobre una oferta por toda la empresa.