La Paz. El consumo de electricidad por persona creció en los últimos cinco años a un ritmo del 7,08% por la mejora en la calidad de vida de la población, siendo que en el período 2001-2005 este indicador era de sólo 1,67%.

La inversión estatal prevista en el sector hasta el 2015 es de US$850 millones.

Datos del Viceministerio de Electricidad y Energías Alternativas (VMEEA) señalan que en el quinquenio 2001-2005 el consumo anual per cápita de energía eléctrica creció en 1,67%, mientras que desde el 2006 éste incremento fue de 7,08% .

“El crecimiento de 7,08% significa que en los últimos cinco años se ha registrado una mejora en la calidad de vida de la población”, aseguró la directora General de Electricidad del VMEEA, Hortensia Jiménez.

Para el exministro de Hidrocarburos Guillermo Torres el incremento en el consumo de energía en el sector doméstico también “ha ido mejorando” por la incorporación al servicio de nuevos sectores de la población.

“El consumo de energía en el sector doméstico se ha ido incrementando también porque en los últimos años ha habido mucha migración del campo a la ciudad, como en el caso de El Alto”, manifestó el especialista.

En el período 2001-2005, la cobertura del servicio eléctrico en el área rural pasó de un 24,5% a un 33%, mientras que en el último quinquenio llegó de 33% a 52,7%, según la información.

“La ampliación de la cobertura es otro indicador del desarrollo del país (...). El crecimiento de cobertura en el área rural ha sido histórica”, sin embargo, eso es “algo que no pasó en el área urbana”, sostuvo Jiménez.

Un análisis publicado en el Plan Óptimo de Expansión del Sistema Eléctrico Interconectado (SIN) establece que entre 1997 y 2010 la demanda de energía eléctrica creció en promedio en un 5% al año.

Inversión Según los datos del VMEEA, la electrificación en el área urbana fue aumentando progresivamente de 64,4% el 2001 a 67,1% el 2005 y a 77,1% en la anterior gestión.

El gobierno prevé que en el período 2010-2015, aproximadamente 833.763 nuevos hogares se beneficiarán con el Plan de Universalización Eléctrica, mismo que generará —entre empleos directos e indirectos— casi 160.000 nuevas fuentes de trabajo.

La inversión para esta fase es de cerca de US$850 millones.

Además, durante el 2010, la capacidad de generación conectada al SIN fue de 1.211,6 megavatios (MW), de los cuales 735,2 (60,66%) corresponde a centrales termoeléctricas y 476,4 (39,31%) a centrales hidroeléctricas, según información del Comité Nacional de Despacho de Carga (CNDC).

El 12 de agosto, el viceministro de Desarrollo Energético, Franklin Molina, informó que ya comenzó la planificación de la oferta y demanda de energía para el 2012, dentro del marco del Plan Óptimo de Expansión del SIN.

La comisión que realiza el trabajo que debe concluirse hasta noviembre está conformada por el Ministerio de Hidrocarburos y Energía, YBFB, la Empresa Nacional de Electricidad (ENDE), el CNDC y la Autoridad de Electricidad

PIB Nacional y eléctrico. Entre el 2006 y el 2010, el promedio de crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) fue del 4,6%, mientras que el crecimiento del PIB eléctrico llegó a un 5,07%.