Santiago. La utilidad de la banca chilena anotó una caída interanual del 10,94 por ciento en el primer semestre, ante un mayor gasto en provisiones por riesgo de créditos y menores préstamos, en medio de un bajo dinamismo de la economía, dijo el viernes el regulador local.

Entre enero y junio de este año, el sistema bancario sumó ganancias por un equivalente a US$1.587 millones, dijo la Superintendencia de Bancos (SBIF).

El resultado interanual estuvo influido por un alza de los gastos en provisiones por riesgo de crédito del 5,93%, junto con menores márgenes de intereses.

En comparación con el mes anterior, la ganancia de la banca se desplomó un 29,17% en junio.

Los préstamos totales de la banca anotaron un aumento interanual del 6,56% a junio, inferior al mes anterior.

El Banco de Chile, el segundo mayor prestamista del país por activos, lideró las ganancias a junio, con 283.512 millones de pesos (US$429 millones), seguido por Santander Chile, la principal entidad, con utilidades por 242.802 millones de pesos (US$367 millones).

"Esperamos una reacción positiva a estos resultados, toda vez que se observó una mejora en la calidad de la cartera", dijo Banchile Inversiones sobre los resultados de Santander.

Los préstamos totales de la banca anotaron un incremento interanual del 6,56% en 12 meses, porcentaje inferior al obtenido el mes anterior (7,09%). Al excluir las colocaciones de sucursales y filiales de bancos en el exterior, la tasa de créditos en Chile creció un 4,83%.

De esta manera, el índice de provisiones sobre colocaciones se mantuvo respecto del mes anterior en 2,51%, por sobre el coeficiente obtenido 12 meses atrás (2,40%).

Los resultados de la banca chilena se conocen días después de que la agencia Moody's bajó su perspectiva del sector a "negativo" desde "estable", debido a un debilitamiento en la calidad de los activos y la rentabilidad de los prestamistas del país.