Santiago.  La utilidad del sistema bancario chileno cayó un 12,73% interanual entre enero y julio, debido a una baja en sus márgenes de intereses e ingresos en medio de mayores provisiones por una desaceleración de la actividad económica.

Entre enero y julio, la banca chilena sumó ganancias por un total de 1.297.374 millones de pesos, (unos US$1.930 millones), dijo este lunes la Superintendencia de Bancos (SBIF).

El Banco de Chile, el segundo prestamista del país, lideró las ganancias a julio, con beneficios por 335.150 millones de pesos (US$499 millones), seguido por el Banco Santander, la principal entidad por activos, con utilidades por 284.696 millones de pesos (US$424 millones).

En su variación mensual, el sistema bancario chileno también registró una disminución en sus beneficios del 16,62% en julio frente al mes previo, informó la SBIF.

Las colocaciones comerciales (empresas), que explican el 59,49% del total de préstamos, mostraron un incremento real, en doce meses, de 3,64%.

"El menor resultado del mes se originó, principalmente, por un alza en los gastos de provisiones por riesgo de crédito", dijo la entidad.

Los préstamos de la banca anotaron un aumento interanual de 5,35% a julio, pero al excluir las operaciones del chileno CorpBanca en Colombia, la tasa de crédito creció un 6,53%.

Las colocaciones comerciales (empresas), que explican el 59,49% del total de préstamos, mostraron un incremento real, en doce meses, de 3,64%. Los créditos de consumo subieron un 3,69% (menos que mes anterior), mientras que los hipotecarios se elevaron un 10,33%.

El índice de provisiones sobre préstamos se mantuvo respecto del mes anterior en 2,40%, pero los gastos en provisiones por riesgo de crédito subieron un 6,07%.

Los resultados de junio implican una rentabilidad sobre patrimonio (ROE) del 15,01%, inferior al coeficiente de 15,32% del mes anterior y al registrado hace un año de un 17,68%.