La utilidad del grupo embotellador y cervecero chileno CCU creció un 34,6% interanual en el segundo trimestre, un nivel levemente mejor a lo esperado en el que incidió un aumento de los ingresos y un mejor margen bruto.

CCU, controlada por el grupo chileno Quiñenco y la multinacional Heineken, reportó la tarde del miércoles ganancias por 8.455 millones de pesos (US$12,7 millones) entre abril y junio, por encima de los 8.160 millones de pesos estimados en un sondeo de Reuters.

"A pesar de las adversas condiciones económicas en las diferentes geografías en que operamos, nuestros volúmenes consolidados crecieron un 7,1%", dijo un informe de CCU.

Entre abril y junio, los ingresos crecieron un 12%, mientras que el margen bruto aumentó un 15,7%.

En tanto, el EBITDA (la ganancia antes de impuestos, intereses, depreciación y amortización) subió un 28,7%.

Con el resultado trimestral, la compañía acumuló ganancias por 55.053 millones de pesos (US$83 millones) en la primera mitad del año, un alza interanual del 8,2%.

CCU, que cuenta con unidades en Argentina, Paraguay, Uruguay, Chile, Bolivia y Colombia, ha anunciado un plan de inversiones por US$1.000 millones para el período 2017-2020.