Madrid. El grupo español de energía Enagás dijo este martes que su ganancia neta se incrementó un 17% el año pasado, alcanzando 491 millones de euros (US$609 millones) gracias a la consolidación de GNL Quintero, empresa chilena en la que tiene una participación del 45%.

El beneficio operativo bruto (EBITDA) del gestor de la red de gas española saltó incluso más, un 17,6% a 1.110 millones de euros (US$1.377 millones), con un aumento de casi el 14% en sus ingresos, que en su mayoría son regulados, hasta los 1.385 millones de euros (US$1.718 millones).

El año pasado, Enagás invirtió 328 millones de euros (US$406 millones), un 63% menos, de los que casi un 80% destinó a su área internacional.

En cuanto a su posición financiera, el grupo cerró el año con una deuda neta de 5.008 millones de euros (US$6.214 millones), frente a los 5.089 millones de euros (US$6.314 millones) de 2016.

Su presidente, Antonio Llardén, comentará las cuentas anuales con los analistas en una teleconferencia a partir de las 0900 horas.

Los analistas seguramente preguntarán al directivo por el riesgo regulatorio en España, después de que el ministro de Energía, Álvaro Nadal, intentó adelantar el periodo de revisión regulatorio para recortar los ingresos del sector gasista.

En un informe publicado a principios de mes, la agencia de calificación de crédito Fitch Ratings dijo que, a pesar del intento fallido del Gobierno, el riesgo de interferencias políticas en el sector de gas español es más alto que en otros países y podría terminar dañando el perfil de ingresos de las empresas.