La ganancia de Cigna Corp. (CI) cayó un 32% en el segundo trimestre debido al impacto de sus operaciones de reaseguros, a medida que aumentaron las primas y tarifas ante el crecimiento del número de miembros.

Los resultados superaron las expectativas y la compañía de servicios administrados de salud incrementó su proyección de ganancias para 2010 de un rango entre US$3,75 y US$4,15 por acción a uno de entre US$4,10 y US$4,40, ya que espera que el crecimiento del número de miembros se ubique en el extremo superior de su estimación previa.

Las membresías para sus servicios médicos aumentaron en 176.000 a 11,4 millones en relación con un año antes y crecieron en 12.000 durante el trimestre.

Cigna registró durante el segundo trimestre una ganancia de US$294 millones, o US$1,06 por acción, una disminución frente al beneficio de US$435 millones, o US$1,58 por acción, del mismo período del año pasado.

Sobre una base ajustada, que excluye los cargos vinculados a las operaciones de reaseguros que están siendo liquidadas desde hace una década, el beneficio ascendió de US$1,14 a US$1,38.

La empresa informó el jueves que los ingresos crecieron un 19% a US$5.350 millones.

Según una encuesta de Thomson Reuters, los analistas esperaban, en promedio, que la compañía anunciara una ganancia trimestral de US$1,01 por acción e ingresos de US$5.260 millones. Las proyecciones de los analistas usualmente excluyen las partidas extraordinarias.

Las acciones de la compañía subían el jueves un 0,47% a US$32,30 en las transacciones electrónicas previas a la apertura oficial del mercado.