Santiago. La ganancia del grupo embotellador y cervecero chileno CCU cayó un 21% interanual en el segundo trimestre, debido a un menor desempeño operacional por un aumento en los costos de venta y gastos de administración.

CCU, controlada por el grupo chileno Quiñenco y la multinacional Heineken, reportó una utilidad de 18.549 millones de pesos (US$29,2 millones) entre abril y junio.

La cifra se compara con los 19.418 millones de pesos en beneficios que estimaron analistas en un sondeo de Reuters.

Los ingresos por ventas alcanzaron los 310.673 millones de pesos en el período, por encima de los 263.552 millones de pesos de igual lapso del año pasado.

Con el resultado trimestral, la compañía acumuló ganancias por 61.838 millones de pesos (US$97,4 millones) en la primera mitad del año, una baja interanual del 3,4%.

CCU cuenta con unidades en Argentina, Paraguay, Uruguay, Chile, Bolivia y Colombia.