Santiago. Una utilidad neta de US$110.000 millones en 2010, 156% de incremento comparado con el año anterior, registraron las 40 mayores mineras a nivel mundial, según la última versión del “The game has changed” (El juego ha cambiado), informe Mine realizado por la red global de PwC.

El estudio muestra también que los ingresos de éstas aumentaron 32%, alcanzando un récord de US$435.000 millones en dicho período.

Estos resultados fueron impulsados principalmente por las alzas en los precios de los commodities y un incremento de 5% en la producción en 2010. En esta línea, la capitalización bursátil de las Top 40 creció 26%, donde destacan las Top 3: BHP Billiton, Vale y Río Tinto.

Durante el lanzamiento del estudio, el socio de la Industria Minera para Chile de PwC, Colin Becker, se refirió al cambio de escenario, donde los mercados emergentes toman la delantera, señalando que “la composición de las Top 40 ha cambiado durante los pasados ocho años, actualmente el 45% de las compañías provienen de mercados emergentes, reflejando un vuelco en la base de poder y en los actores de la industria minera”.

Durante el cuatrienio anterior el retorno promedio a los accionistas de compañías alojadas en economías emergentes se duplicó, e incluso un poco más que el retorno asociado a compañías de países tradicionalmente mineros, como Australia, Canadá, Estados Unidos, Sudáfrica y Reino Unido, entre otros.

“La industria minera ha entrado en una nueva etapa llena de cambios importantes. Si miramos hacia el futuro, la demanda creciente de productos –liderada por los mercados emergentes- impulsará la industria, donde el abastecimiento es el desafío más importante a encarar. Además, la necesidad de explorar en ubicaciones cada vez más remotas, la creciente complejidad de los proyectos y nuevos riesgos de soberanía agregarán una mayor complejidad”,  sostuvo Colin Becker.

El estudio también determina que para poder enfrentar la demanda, las Top 40 han anunciado inversiones de capital por sobre los US$300.000 millones, de los cuales más de US$120.000 millones están planificados para el 2011, duplicando así la inversión efectuada en 2010.

Los costos de las Top 40. Por otra parte, el informe muestra que incluso beneficiándose de los altos precios de los commodities, la base de costos de las Top 40 ha aumentado considerablemente asociada al efecto provocado por las leyes decrecientes, la escasez de mano de obra y el precio de la energía.

“Sin una disminución de las presiones inflacionarias a la vista, mantener la disciplina sobre los costos continúa siendo vital para la industria, especialmente cuando el escenario global y financiero aún permanece volátil”, sostuvo Becker.

En esta línea, uno de los grandes desafíos de las Top 40 es enfrentar costos sistemáticamente al alza y los enormes programas de inversión de capital, con la escasez de mano de obra, los altos precios de los energéticos y problemas de abastecimiento. A esto se suman las crecientes complejidades operacionales que enfrenta la oferta al moverse a ubicaciones más remotas y desafiantes.

Una mirada a los commodities. La mayoría de los principales metales experimentaron precios promedio mayores a los de años anteriores. Las alzas promedio en 2010 estuvieron entre 26% y 49%.

El precio del oro ha estado en alza permanente desde aquel promedio de US$364 por onza observado en 2003, alcanzando US$1.421 al cierre de 2010. Durante la primera parte de 2011 hemos visto mayores alzas, independiente de cierta volatilidad temporal en los precios.

Nuestro principal commodity, el cobre, no ha experimentado más que alzas desde aquel recordado promedio de US$1,39 en enero de 2009. La cotización promedio de mayo 2011 alcanzó los US$4,05.