Santander Brasil SA reportó una ganancia récord en el primer trimestre que superó las estimaciones de analistas, reflejando un salto en los ingresos por intereses y la mayor caída en las provisiones por créditos incobrables en casi cinco años.

En una presentación realizada el miércoles, Santander Brasil dijo que la ganancia recurrente, o la utilidad excluyendo ítems únicos, totalizó 2.280 millones de reales (US$725 millones) en el primer trimestre, un 15% más que en los tres meses previos.

Las cifras superaron el consenso de estimaciones de analistas de 1.630 millones de reales recopilado en un sondeo de Thomson Reuters.

Los ingresos por intereses subieron un 13% en comparación con el trimestre previo. Las provisiones cayeron un 16% ya que los incumplimientos se ubicaron por debajo de un 3% de la cartera de créditos vigentes de Santander Brasil por primera vez en al menos siete años.

Los resultados muestran los frutos de la estrategia del presidente ejecutivo Sérgio Rial de reducir los costos de levantamiento de fondos y mejorar la experiencia de los clientes.

Desde septiembre del 2015, cuando asumió el mando del cuarto banco más grande de Brasil que cotiza en bolsa, Rial estableció como prioridad reducir la brecha de rentabilidad que existía entre Santander Brasil y rivales como Itaú y Bradesco SA.

El retorno recurrente sobre capital, un indicador ampliamente seguido para determinar la rentabilidad en los bancos, alcanzó un máximo de seis años de 15,9% en el primer trimestre. El dato superó al consenso de estimaciones de analistas de un 12,5% y también al objetivo del banco de un 15,6% para el 2018.