Lima. Southern Copper, uno de los mayores productores de cobre del mundo, reportó que sus utilidades crecieron un 36,7% interanual en el segundo trimestre, debido a un aumento de su producción y mayores precios del metal.

Southern Copper, controlada por Grupo México, anotó una ganancia neta de US$409,6 millones entre abril y junio frente a la utilidad de US$299,7 millones del mismo lapso del año pasado, dijo la firma en un comunicado.

Southern Copper opera las minas Toquepala y Cuajone y la refinería de Ilo en Perú, así como los yacimientos La Caridad y Buenavista en México.

Las ventas sumaron US$1.837 millones en el segundo trimestre, un alza de 20,1% interanual, mientras que el costo de ventas se elevó un 5,8%, a US$851,7 millones.

El EBITDA ajustado fue de US$955,2 millones en el segundo trimestre, un 35% mayor que el registrado en el mismo periodo del año pasado.

La compañía explicó además que sus utilidades del segundo trimestre también fueron favorecidas por un efecto tributario de US$56,9 millones debido a un ajuste de impuesto diferido y a una ganancia por tipo de cambio.

El presidente del directorio de Southern Copper, Germán Larrea, afirmó que la compañía observó una reciente caída de los precios del cobre como resultado de la preocupación del mercado por una posible guerra comercial entre Estados Unidos y China, así como por la apreciación del dólar estadounidense.

"Sin embargo, creemos fuertemente que los fundamentos del mercado de cobre son sólidos y esperamos una fuerte recuperación en los precios del mercado en los próximos meses", agregó Larrea en un comunicado.

Sobre su retrasado proyecto de cobre Tía María, en el sur de Perú, Southern Copper afirmó que espera que el Gobierno le otorgue el permiso de construcción este año. Perú es el segundo productor de cobre del mundo y las exportaciones de metales representan el 60% de sus envíos totales.