Monterrey. La mexicana Cemex, una de las mayores cementeras del mundo, dijo este miércoles que buscará reducir su deuda más que lo planeado en los próximos dos años mediante la venta de más activos y gracias a una mayor rentabilidad, luego de que su utilidad neta se disparó más de un 80% en el segundo trimestre.

La cementera, que busca mejorar su estructura financiera para recuperar el grado de inversión, detalló que ahora espera bajar su deuda total en los próximos dos años en entre US$3.000 y US$3.500 millones desde un objetivo previo de hasta US$2.000 millones.

Cemex agregó que ahora espera vender activos por hasta US$2.000 millones, por encima de su meta previa de entre US$1.000 y US$1.500 millones.

La cementera también dijo que en la primera mitad del año redujo su deuda total en US$1.300 millones, usando sus  reservas de caja y los recursos obtenidos con la oferta pública inicial de su unidad en Filipinas.

La deuda total de Cemex -incluyendo notas perpetuas- cerró el trimestre en US$14.848 millones, una baja de 7,0% a tasa interanual.

Cemex superó los pronósticos al reportar un alza del 81% interanual en su ganancia neta del segundo trimestre, a US$205 millones, cosechando los frutos de su estrategia de aumento de precios y reducción de costos, así como ganancias cambiarias no esperadas.

La compañía dijo además que espera generar un mayor flujo de efectivo libre que el esperado para este año, a través de iniciativas que le permitirían una reducción en sus gastos financieros y en su capital de trabajo de hasta US$150 millones en cada renglón.

De enero a junio el flujo de efectivo libre de la empresa, que normalmente se usa para pagar deuda y dividendos, fue de US$389 millones.

El director general de la compañía, Fernando González, dijo en una rueda de prensa que con el flujo de efectivo libre proyectado para el segundo semestre y la venta de activos, Cemex espera reducir su endeudamiento a un nivel que le permitiría recuperar el grado de inversión en 2018.

El índice de deuda neta a EBITDA al cierre del trimestre fue de 4,75 veces y se espera cerrar el año en 4.5 veces. La meta sería alcanzar 3,0 veces, nivel que necesita para recuperar el grado de inversión. 

México y EE.UU. impulsan rentabilidad.  Cemex superó los pronósticos al reportar un alza del 81% interanual en su ganancia neta del segundo trimestre, a US$205 millones, cosechando los frutos de su estrategia de aumento de precios y reducción de costos, así como ganancias cambiarias no esperadas.

Analistas habían estimado para Cemex una ganancia neta promedio de US$107 millones en un sondeo de Reuters, afectada por pérdidas cambiarias generadas por la depreciación de las monedas de países emergentes frente al dólar.

Sin embargo, la fortaleza del dólar sólo presionó los ingresos, que cayeron un 1,0% mientras que sus ganancias antes de intereses, impuestos, depreciación y amortización (EBITDA) crecieron un 6,0%.

Eliminando los efectos de los tipos de cambio, los ingresos habrían crecido un 6,0% y el EBITDA -el más importante indicador de rentabilidad de las empresas mexicanas- un 16%.

La compañía reportó mayores volúmenes de ventas de cemento, apoyada principalmente en una recuperación de la demanda en México y un desempeño mejor al esperado en Estados Unidos, sus dos principales mercados.

En México, los volúmenes de cemento crecieron un 12% y los precios aumentaron un 1,0% en dólares, mientras que en Estados Unidos se incrementaron un 5,0 y un 4,0%, respectivamente.

González agregó que en julio se aplicó un alza del 10% al precio del cemento en saco y a granel, mientras que en Estados Unidos se incrementó en un digito medio en Florida.

El ejecutivo agregó que no espera algún cambio en sus expectativas de crecimiento ante las próximas elecciones en Estados Unidos.

A continuación, una tabla con algunos datos destacados de los resultados. Las cifras están expresadas en millones de dólares:

[[wysiwyg_imageupload:7186:]]