Ciudad de México. La utilidad neta del mexicano Grupo Televisa, del magnate Emilio Azcárraga, creció un 2,6% interanual en el segundo trimestre, en medio de menores gastos financieros, que compensaron una caída en sus ventas.

Televisa, uno de los mayores productores mundiales de contenidos audiovisuales en español, reportó el lunes un beneficio neto de 1.453 millones de pesos (US$80,1 millones) entre abril y junio.

Recientemente ganó una orden judicial bloqueando la venta de los dispositivos streaming de video Roku en el país, alegando que los aparatos son usados ​​por delincuentes para vender ilegalmente contenido pirata de televisión.

La firma dijo que en el periodo sus gastos financieros disminuyeron en 779 millones de pesos.

Sin embargo sus ingresos cayeron un 1,5% interanual en el trimestre ante menores ventas en su segmento de contenidos que opacaron avances en los ingresos en los negocios de Internet, televisión por cable y satelital.

Sus ventas por publicidad aceleraron su caída a un 9,8% en el periodo, golpeadas por un menor gasto de algunos clientes, mientras que sus ingresos por venta de canales se hundieron un 18,2%, ante la pérdida de los ingresos de la cablera Megacable.

Televisa ha estado sometida a regulaciones más estrictas como parte de una amplia reforma al sector en 2014 encaminada a elevar la competencia en el mercado.

Recientemente ganó una orden judicial bloqueando la venta de los dispositivos streaming de video Roku en el país, alegando que los aparatos son usados ​​por delincuentes para vender ilegalmente contenido pirata de televisión.