Ciudad de México. El conglomerado químico industrial mexicano Mexichem informó que sus ganancias se redujeron en el cuarto trimestre, golpeadas por la decisión de no reconstruir una planta de monocloruro de vinilo (VCM) que resultó severamente dañada por una explosión en 2016.

Mexichem reportó un beneficio neto de US$14,4 millones entre octubre y diciembre de 2017, un 80% menos que los US$71,8 millones registrados en el mismo periodo del año anterior.

El descenso se debió al impacto de la decisión de los accionistas de no reconstruir su capacidad de producción de VCM y descontinuar ese negocio tras el accidente de la planta que es parte de su asociación con la petrolera estatal Pemex.

La explosión ocurrida el 20 de abril del 2016 en la planta Clorados III de PMV, ubicada dentro del complejo Pajaritos en el oriental estado de Veracruz, dejó 32 muertos y los daños en la instalación obligaron a su cierre.

Mexichem añadió que sus ingresos aumentaron un 15% interanual en el periodo, mientras que su flujo operativo (EBITDA), un importante indicador de la rentabilidad de la empresa, creció un 40%.