Londres. La petrolera BP Plc no lograba disipar las dudas acerca de su futuro este martes, dado que su esperado retorno al pago de dividendos fue empañado por utilidades inferiores a lo esperado y por un nuevo cargo por el derrame de petróleo en el Golfo de México.

Sus acciones caían un 1,9% a 476 peniques a las 0921 GMT, quedando entre los más rezagados del índice FTSE 100.

"Claramente la compañía ha depositado sus esperanzas en Rusia, pero el nuevo emprendimiento conjunto ya ha salido mal, enfrentándose con los socios de TNK-BP (...). Sigue existiendo una incertidumbre sustancial alrededor de la compañía", dijo Dougie Youngson, analista de Arbuthnot Securities.

BP mantuvo las perspectivas de un crecimiento de largo plazo por medio de nuevas sociedades de exploración y un nuevo enfoque para la extracción de petróleo y gas del suelo.

Sin embargo, esas noticias se han visto opacados por una audiencia judicial que se realizará más tarde este martes, en la que los socios de la compañía en TNK-BP buscarán que la corte emita una orden de restricción que bloquee el planeado emprendimiento conjunto en el Artico de BP con la petrolera estatal rusa Rosneft.

"Claramente la compañía ha depositado sus esperanzas en Rusia, pero el nuevo emprendimiento conjunto ya ha salido mal, enfrentándose con los socios de TNK-BP (...). Sigue existiendo una incertidumbre sustancial alrededor de la compañía", dijo Dougie Youngson, analista de Arbuthnot Securities.

BP dijo que pagaría un dividendo por el cuarto trimestre de US$0,07 por acción y US$0,42 por American Depositary Share (ADS), en línea con las expectativas de analistas, pero sólo la mitad de lo que pagaba antes del desastre del derrame.

Tasa tributaria más alta.  BP dijo que su ganancia neta de costo de reemplazo (RC) para el cuarto trimestre de 2010 fue de US$4.610 millones, dado que una gran alza en los precios del petróleo superó la caída de un 9% en la producción de petróleo y gas.

Sin contar ítems extraordinarios por US$250 millones, la ganancia neta de costos de reemplazo fue de US$4.360 millones, detrás de los US$5.090 millones, promedio de los resultados que entregaron nueve analistas consultados por Reuters.

La ganancia neta por costo de reemplazo no considera ganancias o pérdidas relativas a aumentos en el valor de los inventarios de petróleo y, como tal, es comparable con la ganancia neta en Estados Unidos.
BP dijo que los resultados, peores a la esperado, se debían en parte a un tasa tributaria mayor a la prevista.

La compañía también señaló que se seguían sintiendo los estragos del derrame de petróleo, sumando otros US$1.000 millones a su estimación previa por US$40.000 millones por el costo total.

Analistas habían empezado últimamente a reducir sus previsiones sobre el costo del derrame de petróleo.