Sao Paulo. Usiminas, el mayor fabricante de acero plano de Brasil, reportó este jueves un aumento del 14% interanual de sus ganancias del tercer trimestre, porque precios más altos y menores gastos financieros ayudaron a mitigar la apreciación del real y más importaciones de acero.

La utilidad neta de Usiminas en el tercer trimestre fue de 495 millones de reales (US$290 millones), frente a los 433 millones de reales del mismo período del 2009, dijo la compañía en un comunicado al regulador.

La ganancia de la firma entre julio y septiembre equivale a un 43% más que en el segundo trimestre.
Los resultados superaron las estimaciones de analistas consultados por Reuters, publicados previamente esta semana.

El mercado esperaba que la compañía, que tiene su sede en Belo Horizonte, reportara una caída del 14% de sus ganancias, a 389 millones de reales (US$227 millones), según el promedio de previsiones de cinco analistas.

Las mejores cifras interanuales fueron ayudadas por una débil base de comparación, dado que las acerías brasileñas luchaban hace un año con la mayor recesión global desde la década de 1930.

Los ingresos netos de Usiminas subieron un 13%, a 3.240 millones de reales, mientras que el costo de los bienes vendidos cayeron un 4%, a 2.440 millones de reales, según el comunicado al regulador.

Los gastos financieros de la compañía bajaron a 35,8 millones de reales, desde 189,8 millones de reales un año antes, añadió el documento.
Las cifras sorpresivamente no reflejaron totalmente el impacto de la débil demanda global, la fuerte acumulación de inventario en Brasil y una ola de importaciones que provocaron una baja en los precios locales.

En vez de eso, Usiminas informó de que los precios para sus placas laminadas en caliente y en frío subieron un 3% en el trimestre, mientras que ganó participación de mercado a nivel local gracias a un incremento en volúmenes de ventas en su unidad de acero.

Las ganancias antes de intereses, impuestos, depreciación y amortización (Ebitda) de Usiminas subieron un 76% a 735 millones de reales, en el tercer trimestre, desde 417 millones de reales un año antes, dijo la compañía.

Los cinco analistas esperaban un Ebitda de 735,6 millones de reales, en línea con el resultado trimestral.

El Ebitda subió a un 22,7% de los ingresos, frente a 21,2% en el sondeo y un 14,6% un año antes.