Santiago. La aerolínea chilena Lan, una de las mayores firmas del sector en América Latina, reportó un alza interanual del 10,1% en su utilidad del primer trimestre, apoyada en un incremento de su tráfico, aunque golpeada por mayores costos de los combustibles.

Lan, que está en medio de un dilatado proceso de fusión con la brasileña TAM, ganó US$97,23 millones entre enero y marzo, cifra inferior a los US$113,5 millones que esperaban en promedio analistas en un sondeo de Reuters.

Las ganancias sufrieron el impacto de un alza de los costos, que crecieron un 35,8% con respecto al mismo trimestre del 2010 asociados en buena parte a los altos precios de los combustibles.

En el cuarto trimestre del 2010, la compañía reportó un incremento interanual en su utilidad del 50%, a US$164,6 millones, mientras que en todo el 2010 acumuló ganancias por US$419,7 millones.

La aerolínea, con casa matriz en Santiago, tiene unidades de operación en Argentina, Colombia, Chile, Ecuador y Perú, además de negocios de transporte de carga en Brasil y México.

En contrapartida a los mayores costos, la compañía registró un alza interanual del 20,5% en el tráfico de pasajeros en el primer trimestre, favorecido por un buen desempeño de sus operaciones en la región y en vuelos internacionales.

El incremento fue especialmente impulsado por el alza interanual del 36,5% en marzo ante una baja base de comparación por los efectos del sismo del año pasado.

El tráfico de carga también impulsó los negocios de Lan en el primer trimestre, ya que subió un 16,2% respecto a igual lapso del 2010.

La compañía, controlada por la familia Cueto, logró ingresos por US$1.364 millones en los primeros tres meses del 2011, un alza interanual del 31,9%.

"La industria aeronáutica internacional ha experimentado una evolución positiva, destacada por un importante crecimiento del tráfico de pasajeros y de carga, a pesar del alto precio del combustible", dijo Lan.

Los resultados se divulgaron tras el cierre de la bolsa local, en la que las acciones de la compañía cerraron con un alza del 0,22%, a CH$12.945.