La petrolera portuguesa Galp Energia anunció el viernes un descenso del 36% en su ganancia neta en el primer trimestre debido a una interrupción prevista en sus actividades de refino y a la debilidad del mercado en el contexto de la crisis de deuda portuguesa.

Galp dijo en un comunicado que aún mantenía la cautela respecto a las perspectivas de refino del segundo trimestre, mientras que el "deprimido entorno económico en la península ibérica seguirá impactando el volumen de comercialización".

El grupo dijo que su ganancia ajustada para reflejar los cambios en las reservas de crudo, ascendió a 41 millones de euros en enero-marzo. Los resultados brutos de explotación (EBITDA) cayeron 24% a 135 millones de euros.

Los resultados estuvieron en concordancia con las expectativas. Los analistas consultados por Reuters habían previsto, de media, un resultado neto ajustado de 39 millones y un EBITDA de 141 millones de euros.

Galp dijo a principios de este mes que las ventas del primer trimestre de productos refinados cayeron un 19% respecto al año anterior, mientras que los volúmenes de refino cayeron un 39%.

La refinería de Galp en Sines estuvo cerrada para labores de mejora durante 40 días a principios de 2011.

"El entorno económico de la península ibérica tuvo un efecto negativo en la comercialización de los productos petroleros y contribuyó a un descenso de las ventas directas a clientes del 12% interanual a 2,4 millones de toneladas", dijo Galp.

El grupo dijo que el mercado de productos petroleros se contrajo 7% en Portugal en el trimestre y 2% en España.