Intel Corp.  informó que su ganancia del tercer trimestre ascendió el 59% y los ingresos superaron por primera vez los US$11.000 millones al tiempo que la fabricante de chips dijo que continúa observando una "saludable demanda a nivel mundial para los productos de computación de todos los tipos".

Las acciones de Intel subían un 1,3% a US$20,02 en las negociaciones posteriores al cierre de Wall Street gracias a que la compañía proyectó para el cuarto trimestre ingresos de entre US$11.000 millones y US$11.800 millones y un margen bruto de entre el 65% y el 69%. Los analistas consultados por Thomson Reuters proyectaron en promedio ingresos de US$11.320 millones y un margen del 66,1%.

El presidente ejecutivo, Paul Otellini, dijo que los resultados del trimestre fueron impulsados por "la fuerte demanda de los clientes corporativos, las ventas de nuestros productos líderes y el continuo crecimiento en los mercados emergentes".

En el trimestre más reciente, Intel registró una ganancia de US$2.960 millones, o 52 centavos por acción, frente al beneficio de US$1.860 millones, o 33 centavos por acción de un año atrás. La proyección más reciente de los analistas era de 50 centavos.

Los ingresos aumentaron un 18% a US$11.100 millones. En agosto, la compañía redujo su proyección de ingresos a entre US$10.800 millones y US$11.200 millones.

El margen bruto de Intel -una medida muy observada en el mercado- aumentó del 57,6% al 65,9%, en línea con la proyección revisada a la baja de agosto de entre el 65% al 67%. La acción por lo general sigue las variaciones en los márgenes brutos.

Los ingresos crecieron en todas las regiones, excepto Europa, donde cayeron el 0,2%.