Los 18 bancos que operan en Guatemala obtuvieron ganancias de 3,.023 millones de quetzales (unos $387,6 millones) en 2011, un incremento de 17,6% con respecto a 2010.

En declaraciones al matutino guatemalteco Prensa Libre, Víctor Mancilla, superintendente de Bancos, afirmó que las utilidades de la banca recuperaron los niveles de 2008.

La Rentabilidad sobre Activos (ROA) subió levemente de 1,6% a 1,7%, indicó la SIB.

Según el funcionario, el rubro está mostrando indicadores que reflejan el crecimiento económico del país. Uno de estos fue la morosidad, que retrocedió a 1,6%, es decir, a niveles precrisis.

Luis Lara, presidente de la Asociación Bancaria de Guatemala (ABG), señaló que hay señales muy positivas para 2012, ya que el crédito al sector privado también avanzó 14,1%.

“Vemos inversiones importantes en muchas áreas, como en el sector exportador y el de energía eléctrica (...). Los commodities han bajado un poco de precio, pero siguen estando a un buen nivel, por lo que seguirá habiendo inversiones en ese campo y el país recibirá un importante flujo de recursos”, planteó Lara.

No obstante, las amenazas de una recaída en la crisis persisten para el sector, debido a los temores por Europa y la aún lenta economía de Estados Unidos, dijo Sergei Walter, asistente de gerencia de Banrural.