Sao Paulo. Cemig, la empresa de servicios públicos energéticos de Brasil controlada por el estado de Minas Gerais, vio las utilidades de su tercer trimestre caer en un 2,5% respecto al año pasado, dijo este sábado la compañía.

Las utilidades cayeron a 553 millones de reales (US$322 millones), cifra superior a la estimación promedio de 493 millones de reales (US$287 millones) realizada por cinco analistas consultados en un sondeo Reuters.

Cemig se embarcó en una ola de adquisiciones para convertirse en la empresa de servicios de electricidad diversificada líder en el país.

La industria de electricidad de Brasil atraviesa por una ola de consolidación, particularmente entre las compañías de distribución, mientras el gobierno fortalece su rol en el sector para presionar por tarifas más bajas para la industria y los consumidores.