La minera brasileña Vale anunció un acuerdo con la canadiense Silver Wheaton para venderle por US$1.900 millones parte del oro actualmente extraído como subproducto en la mina de cobre de Salobo (Brasil) y en las minas de níquel de su subsidiaria Sudbury (Canadá).

El negocio tiene por objetivo elevar los ingresos inmediatos de Vale y alcanzar los recursos necesarios para sus proyectos prioritarios, especialmente las minas de hierro, mineral del que es el mayor productor y exportador mundial.

Vale, según un comunicado enviado a sus accionistas, se comprometió a entregarle a Silver Wheaton el 25% del oro extraído junto al cobre en Salobo durante toda la vida útil de esta mina ubicada en el estado amazónico de Pará.

La compañía brasileña también se comprometió a entregar a la minera canadiense el 70% del oro extraído como subproducto de níquel durante los próximos 20 años en las minas de Coleman, Copper Cliff, Creighton, Garson, Stobie, Totten y Victor, todas explotadas por Sudbury en Canadá.

Además de los US$1.900 millones iniciales acordados por los derechos sobre esa producción de oro, Vale recibirá un mínimo de US$400, o el precio de mercado, por cada onza del metal que le entregue a Silver Wheaton.

Según la minera brasileña, el acuerdo no la compromete con un volumen determinado de oro por año sino con porcentajes del metal extraído como subproducto.

El acuerdo, por lo mismo, evita que la mayor minera de Brasil registre pérdidas por la no producción de oro en caso de que tenga que paralizar sus actividades por problemas climáticos o técnicos.

La empresa tampoco tendrá costos adicionales por la producción de oro debido a que el acuerdo tan sólo prevé el pago por el metal que ya es extraído como subproducto.

Vale espera contar con una capacidad para producir hasta 200 mil toneladas anuales de cobre en Salobo tras una inversión de US$4.200 millones en esa mina.