Sao Paulo. El gigante brasileño Vale, la tercera minera más grande del mundo, aún no ha visto cambios en sus inversiones ni ha sufrido cancelaciones o modificaciones en sus pedidos debido a la crisis global, dijo su presidente ejecutivo en una entrevista publicada este domingo.

Murilo Ferreira dijo que, a diferencia de la crisis del 2008 y 2009 cuando Vale se vio forzado a reducir su producción y despedir trabajadores, esta vez las líneas de crédito y financiamiento han permanecido intactas, permitiendo el comercio constante de mineral de hierro y otros productos.

"La vida sigue de forma habitual en Vale, y como resultado, las cosas salen como están planeadas. Tuvimos un muy buen julio", afirmó Ferreira al periódico Estado de S.Paulo.

Vale permanece "fuertemente optimista" sobre su mercado clave en China, indicó Ferreira, aunque reconoció preocupaciones sobre la alta inflación que podría traducirse más tarde en una caída de la demanda.

Ferreira sostuvo que Vale mantiene su meta de ser uno de los tres mayores productores de fertilizantes del mundo.

El gobierno de Brasil ha tratado de impulsar a Vale a buscar ese objetivo como parte de su estrategia para diversificar la base industrial del país, generando algunos temores entre los inversores sobre la interferencia estatal en los asuntos de la compañía.

Ser líder en la producción de fertilizantes tiene sentido a nivel de negocios, sostuvo Ferreira.

"No voy a renunciar a un proyecto porque alguien piense que estamos siendo orientados por el gobierno", aseveró.