Rio de Janeiro. Seis empleados del gigante minero brasileño Vale fueron liberados este jueves, después de permanecer detenidos como rehenes de indígenas en el norte de Brasil por más de un día, dijo la compañía.

Vale declaró que los trabajadores habían sido tomados como rehenes por manifestantes que bloquearon una de las principales líneas de ferrocarriles de la compañía, agregando que desde la tarde de este miércoles la firma había restaurado el tránsito en la vía, que sirve a la enorme mina de hierro de Carajas.

La compañía sostuvo que la protesta tuvo lugar en el estado de Maranhao, en un área a cerca de 350 kilómetros de la ciudad portuaria de Sao Luis.
Vale aseguró que ninguna de las quejas que originaron las protestas estaban relacionadas con la empresa.

Manifestantes del mismo grupo indígena bloquearon la vía férrea por 10 horas en febrero del 2010.