Londres. La minera brasileña Vale está en negociaciones con dueños de embarcaciones en China o en otros países para vender o arrendar su planeada flota de buques de carga gigantes, dijo este lunes un funcionario de la firma a Reuters.

La decisión viene menos de tres meses después de que el primer barco de Vale para transporte de hierro, que con 362 metros es la mayor embarcación de su tipo, no logró conseguir acceso a los puertos chinos y se vio obligado a desviarse a Italia en su viaje inicial.

"Vale podría estar aceptando lo evidente: una venta a China o arriesgarse a dañar las posibilidades de futuras ventas de hierro una vez que los nuevos proyectos de producción entren en funcionamiento" dijo Nigel Prentis, jefe de investigación, consultoría y asesoría de HSBC Shipping Services Ltd.

El mayor productor mundial de hierro había planeado tener una flota de 19 naves de carga para recortar los costos de envío desde Brasil a China, el principal importador del mineral.

"No queremos ser un importante operador de carga o hacer dinero con nuestro negocio de transporte", dijo el director de marketing global de Vale, Pedro Gutemberg, en una entrevista telefónica.

"Sólo queremos asegurarnos de que nuestro costo de transporte no se dispare. Así que cualquier persona que quiera asociarse con nosotros será muy bienvenida", agregó.

Fuentes de mercado dijeron que la decisión podría ayudar a Vale a concretar negociaciones con los puertos chinos, para evitar que se repita lo ocurrido en el viaje de su primera nave.

"Parece más una vía para aplacar a los empresarios navieros locales para que no creen problemas en China", dijo George Lazaridis, jefe de investigación de la firma griega de venta de embarcaciones Intermodal.