Eleconomista.com.mx. El valor de la producción de las empresas constructoras cayó 3,6% en 2013, en un año resquebrajado para el sector a consecuencia del retraso del gasto público los primeros meses de ese año, la desaceleración de la economía mexicana y la tormenta por la que pasaron las principales empresas vivienderas del país.

De acuerdo con la Encuesta Nacional de Empresas Constructoras, que considera a aquéllas que conforman el directorio del sector del último censo 2009, lo anterior derivó en una caída de 4,5% en el valor real de producción del subsector de Construcción de obras de ingeniería civil; en tanto que Trabajos especializados para la Construcción retrocedió 3,4%, y Edificación, 2,7%, durante el año pasado.

La encuesta, elaborada por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), reflejó también que el valor de producción de las empresas del ramo en diciembre tuvo una caída de 2,5% en comparación con el último mes del año previo. El resultado fue el octavo mes consecutivo con desempeño negativo para el sector y el onceavo en el año.

La caída de diciembre fue producto de retrocesos en dos de los tres subsectores que lo integran, pues Edificación cayó 5,7%, Trabajos especializados para la construcción 3,4% mientras que Construcción de obras de ingeniería civil creció 0,5%. El personal ocupado en las empresas constructoras registró un descenso de 3,3% y las horas trabajadas de 3,1%.

Por tipo de obra la Edificación en general, como viviendas, escuelas, edificios para la industria, comercio y servicios, hospitales y clínicas y edificaciones para recreación y esparcimiento aportó 42,6% del valor total durante diciembre, en tanto que Transporte, como autopistas, carreteras, caminos, vías férreas, metro y tren ligero, y obras de urbanización y vialidad, mostró una participación de 26,3. Así, estos dos tipos de obra representaron en forma conjunta 68,9% del total.

El resto de dicho valor correspondió a obras relacionadas con Petróleo y petroquímica, “otras construcciones”, Agua, riego y saneamiento y con las de Electricidad y Comunicaciones.

Mix de contratación. La participación de la obra contratada por el sector público representó 52,5% del valor total y del sector privado de 47,5%.

Los resultados incluyen a las empresas gigantes (valor de producción generado y número de trabajadores) y a una selección al azar de empresas grandes, medianas, pequeñas y microempresas. Tiene una cobertura nacional y por entidad federativa. Sin considerar el factor estacional, en diciembre el valor de la producción generado por las empresas constructoras se contrajo 0,27%.

Constructores esperan un 2014 de plena recuperación. Luego de un 2013 para el olvido -en el que se estima se perdieron cerca de 500.000 empleos en el sector-, la construcción del país va por un nuevo aliento y espera volver a terreno positivo en cuanto a crecimiento en el 2014.

Hace algunas semanas, Luis Zárate, presidente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC), declaró que el gremio se alista para un 2014 de “plena recuperación” para el sector.

El titular de la CMIC reiteró que se han establecido las condiciones para que la industria tenga un crecimiento de 3,5% este año y con la recién aprobada reforma energética llegar en el 2018 a superar 6%, con los beneficios en toda la red de proveedores vinculada.

Cabe destacar que la Secretaría de Comunicaciones y Transportes ejercerá este año un presupuesto histórico de 118.000 millones de pesos (US$8.902 millones), cantidad 38% mayor a la ejercida el año previo.

Para el sexenio, el Programa de Inversiones en Infraestructura de Transporte y Comunicaciones, anunciado el año pasado por el presidente Enrique Peña, prevé un monto de inversión por 1,28 billones de pesos (US$96.568 millones), de los cuales 582.000 millones (US$43.908 millones) se destinarán a obras de infraestructura de transporte y 700.000 millones (US$52.811 millones) a obras de infraestructura en telecomunicaciones.

*Lea además: Empleo en la industria manufacturera subió 1,8% en 2013