Beijing. La robusta industria de drones de China podría ver crecer su valor de mercado a 75.000 millones de yuanes (US$11.540 millones) para el 2015, calculó la firma de consultoría iResearch.

A fines de 2025, los vehículos aéreos no tripulados se utilizarán principalmente para la toma de fotografías aéreas, rociado de químicos agrícolas y protección de bosques, así como en el servicio de seguridad, agregó.

La firma calcula que el mercado de drones civiles de China ha crecido más de 50% en los dos años pasados, y dijo que su cartera de productos se ha vuelto cada vez más diversificada.

La firma de tecnología DJI de Shenzhen, un importante fabricante de drones comerciales y recreativos para fotografía y videografía aéreas, representa cerca de 70% del mercado mundial. Europa y América del norte son sus principales clientes.

La firma también advirtió sobre diversas incertidumbres y desafíos que enfrenta la industria, tales como regulación inadecuada de zonas de vuelo de baja altitud en China y las aplicaciones reducidas de los drones. Las tecnologías deben ser modernizadas para que los drones sean más durables y confiables, sugirió.