Santiago. La compañía chilena Empresas CMPC, que produce celulosa, papel y derivados de la madera, dijo este lunes que acordó la adquisición de predios forestales en Brasil por el equivalente a más de US$300 millones, para reforzar su plan de expansión en ese país.

CMPC acordó la compra a la firma Fibria Celulose de unas 100.000 hectáreas en el estado brasileño de Río Grande do Sul, de las cuales aproximadamente unas 38.000 hectáreas están actualmente plantadas de eucaliptus, en una operación valorizada en 615 millones de reales.

La nueva adquisición de CMPC en Brasil apunta a afianzar los negocios que la firma chilena tiene previsto desarrollar en ese país, como la ampliación de la planta de celulosa Guaíba.

"CMPC ha suscrito este acuerdo con el objetivo de completar sus necesidades de madera para su industria de celulosa y especialmente para el proyecto de Guaíba Línea II, actualmente en estudio", explicó.

CMPC, controlada por la familia chilena Matte, se encontraría en la fase final para la definición de la construcción de una segunda línea de producción de entre 1,3 a 1,5 millones de toneladas de celulosa de fibra corta.

Analistas y medios locales han estimado que la inversión de esta nueva línea de producción en Guaíba implicaría desembolsos por unos US$3.500 millones.

La compañía chilena ingresó al mercado brasileño con la compra de Aracruz (Fibria), en una operación valorada en poco más de US$1.400 millones.