Río de Janeiro. La petrolera estatal brasileña Petrobras anunció hoy la venta de filial Liquigás a una subsidiaria del grupo Ultrapar por 2.800 millones de reales (unos US$823 millones).

En un comunicado, Petrobras aseguró que el Consejo de Administración de la compañía aprobó la venta, que forma parte del plan de desinversiones anunciado para intentar hacer frente a la gran deuda que tiene la empresa, debido a la caída de los precios del petróleo en el mercado internacional.

Según la nota, la venta "visa optimizar la cartera de negocios, centrado en el óleo y gas, saliendo integralmente de las actividades de distribución de gas licuado de petróleo".

Liquigás, subsidiaria integral de Petrobras, actúa en la distribución y comercialización de gas licuado y opera en 23 centros operativos, 19 depósitos, una base de almacenaje y una red de 4.800 revendedores autorizados.

El acuerdo por Liquigás es parte de un programa de venta de activos, que apunta a reducir la enorme deuda de US$130.000 millones de Petrobras.

Por su parte, Ultragaz es la primera distribuidora de gas licuado de Brasil, atiende a 11 millones de domicilios en el segmento envasado y a 50.000 clientes en el segmento general. 

Analistas dijeron que el alto precio de Liquigás, que fue estimado en más de 10 veces sus ganancias operacionales, se debió a la necesidad de Ultrapar de sumar a dicha empresa en un esfuerzo para expandir sus márgenes.

Las acciones preferenciales de Petrobras, las más líquidas de la compañía, cerraron con una baja del 3,2%, tras subir hasta un 3% durante la sesión.

El presidente ejecutivo de Petrobras, Pedro Parente, dijo esta semana en Nueva York que la compañía sigue comprometida en cumplir a finales del 2015 un objetivo de venta de activos en dos años por US$15.100 millones.

El acuerdo por Liquigás es parte de un programa de venta de activos, que apunta a reducir la enorme deuda de US$130.000 millones de Petrobras.

* Con información de Xinhua y Reuters.