La Habana. El principal balneario cubano, la emblemática playa de Varadero, está listo para acoger, del 7 al 11 de mayo, la 33 Feria Internacional del Turismo (FIT-2013) de Varadero, unos 140 kilómetros al este de La Habana.

"Varadero está listo y se prepara para la Feria", dijo en conferencia de prensa la representante del Ministerio del Turismo en la provincia de Matanzas, Ivis Fernández, quien anunció que al evento profesional asistirán delegaciones de 17 países.

Fernández sostuvo que Brasil, como país invitado, es un potencial emisor de clientes a Cuba, por lo que en el hotel Meliá Las Américas se efectuará el día 7 la Fiesta del Tambor, donde miembros de la Academia de Baile de Varadero departirán con integrantes de una Escuela de Samba de Brasil.

De manera paralela, sesionará un festival gastronómico, que brinda respuesta a una de las problemáticas relacionadas con la variedad de los alimentos y bebidas, con el objetivo de promover la mejor cultura culinaria cubana y exhibir buenas prácticas.

La funcionaria precisó que se pretende que los turoperadores y hombres de negocios aprecien una estrategia de cambio en cuanto a la calidad de los alimentos y bebidas, además de una animación turística donde prime la excelencia.

Acotó que Cuba tiene todas las condiciones para lograr un turismo de excelencia, por su idiosincrasia y la calidad humana de su pueblo.

Durante la Feria, que tendrá por sede el Centro de Convenciones Plaza América, se presentarán libros, se develará una placa que declarará como Monumento Nacional a la Mansión Xanadú, y se inaugurará una escultura dedicada al famoso tabaquero Alejandro Robaina, precisamente en la Casa del Habano del recinto ferial.

En la apertura habrá una conferencia del ministro cubano del ramo, Manuel Marrero, quien abordará el desarrollo y perspectivas del turismo en la isla.

2578

Varadero, que es el principal polo turístico de la isla, espera atender por quinto año consecutivo a más de un millón 300.000 visitantes.

El balneario recibe al 25% de los vuelos que arriban a la isla, y más del 40% de los visitantes extranjeros prefieren disfrutar sus vacaciones en la península de Hicacos, asiento de la famosa playa.

La zona ha tenido en los últimos años un desarrollo vertiginoso, pues antes de l990 la hotelería era incipiente, con sólo tres hoteles reconocidos: Internacional, Caguama y Oasis, mientras que el resto eran villas turísticas formadas por casas que fueron de millonarios que abandonaron el país tras la revolución de 1959.

En 1990 se inauguraron los hoteles Paradiso -hoy Playa Caleta- y Sol Palmeras, y al año siguiente se estrenaron Punta Arenas y Meliá Varadero, a partir de lo cual comienza todo el desarrollo del turismo en la llamada Playa Azul.

Varadero tenía 4.700 habitaciones, y en la actualidad cuenta con 18.742, la mayoría construidas en los momentos más difíciles del Período Especial, como se denomina en la isla a la crisis que sobrevino tras la desaparición de la Unión Soviética y del campo socialista europeo, principales aliados entonces del gobierno cubano.

En la actualidad, el Ministerio del Turismo trabaja en el perfeccionamiento de la infraestructura, y ejecuta un ambicioso plan que incluye mejoras en alcantarillado, electricidad, agua y viales.

También se trabaja en la ampliación de la red hotelera y en la creación de la Marina de Varadero, y todo eso cuidando el medio ambiente y la duna, para no perder la belleza natural de la playa.

El balneario es una pieza clave en el desarrollo de la industria turística cubana, segunda fuente de divisas del país, detrás de la exportación de servicios técnicos y profesionales.

Cuba, que atendió este año a unos 2,85 millones de vacacionistas, espera recibir a cerca de tres millones de turistas en 2013, lo que marcaría un récord para la isla.

En la actualidad, la isla tiene 335 hoteles y una capacidad total de alojamiento de 58.434 habitaciones, de las que el 65% clasifican en instalaciones de cuatro y cinco estrellas.

El 71% de esas habitaciones están dedicadas al turismo de sol y playa, mientras 23 al de ciudad y 2 al de naturaleza.

En Cuba hay 30 empresas mixtas que tienen en operación más de 6.000 habitaciones, además de 62 contratos de administración y comercialización con 13 cadenas hoteleras internacionales.