El gobierno de Venezuela venderá el Airbus presidencial, adquirido por el fallecido Hugo Chávez, para comprar otras dos aeronaves destinadas a reforzar la cobertura de las rutas aéreas del país con Conviasa, anunció este jueves el ministro de Transporte Acuático y Aéreo, Hebert García Plaza.

Al inaugurar junto al presidente Nicolás Maduro una ruta de aérea en Apure, Plaza informó además que Conviasa cubrirá la ruta Caracas-Roma a partir de julio próximo, que dejó de operar Alitalia por la deuda que arrastra el gobierno con las líneas aéreas.

La Asociación de Líneas Aéreas de Venezuela (Alav) estima en US$4.000 millones la deuda del Gobierno con las líneas aéreas, lo que ha obligado a tres empresas a suspender temporalmente la venta de boletos en el país: Air Canada, Lufthansa y Alitalia.

Plaza dijo ante las cámaras de VTV que Maduro donó el Airbus presidencial a las autoridades nacionales del sector para venderlo y, con esa transacción, adquirir al menos otras dos aeronaves.

"(Con) la donación que usted hizo del Airbus presidencial estamos en el proceso de venta de ese producto para la adquisición de al menos dos equipos adicionales", añadió.

Maduro, por su parte, anunció que el Gobierno "fortalecerá" las rutas nacionales e internacionales mediante Conviasa y otras líneas aéreas establecidas en el país.

"Vamos a fortalecer a nivel nacional para capacitar a nuestra líneas aéreas, empezando por Conviasa", añadió el gobernante.

El Presidente aseguró que existe una "campaña brutal" contra Venezuela por la supuesta partida de las aerolíneas internacionales del país, en medio de lo que llama la "guerra económica".

Aseguró que "algunas líneas de Europa están reorientando vuelos hacia Brasil" por el Mundial de Fútbol, una tesis que fue esbozada el miércoles por el vicepresidente de Área Económica, Rafael Ramírez.

Maduro volvió a advertir a las aerolíneas que no volverán a operar en Venezuela si cesan sus operaciones y las llamó a trabajar en conjunto con el Gobierno.

"El que se vaya de Venezuela en medio de esta guerra económica no vuelve más, porque Venezuela se respeta y quien quiera hacer daño a Venezuela, sencillamente la tienen que pagar", añadió.

"Insto a las líneas aéreas nacionales e internacionales al trabajo a resolver los problemas que normalmente surgen", apuntó el gobernante.

Maduro usa como avión oficial de la presidencia de Venezuela para rutas largas uno de Cubana de Aviación.