Caracas. La nueva Corpoelec, con las 14 empresas eléctricas fusionadas, comenzará operaciones en enero del próximo año sin deudas con los trabajadores del sector.

Así lo informó el presidente de Fetraelec, Ángel Navas, quien señaló que actualmente los pasivos laborales alcanzan los 2.000 millones de bolívares fuertes, monto que incluye la deuda con los proveedores de servicios.

Recordó que hace 15 días los trabajadores protestaron por el retraso en el pago de pasivos correspondientes a los años 2009 y 2010.

Para atender esta situación la Presidencia de la República aprobó el pago de US$325 millones (1.400 millones de bolívares fuertes) para cubrir insuficiencias presupuestarias del Ministerio de Energía Eléctrica y de Corpoelec.

Las fuentes de financiamiento de estos recursos son créditos adicionales y el Fondo de Desarrollo Nacional (Fonden).

Aún quedaría pendiente la deuda correspondiente a este año, que el despacho eléctrico tiene con los trabajadores.