Petróleos de Venezuela (Pdvsa) informó en un comunicado que la unidad de Desintegración Catalítica de la refinería Amuay, perteneciente al Centro de Refinación Paraguaná, está siendo sometida a reparaciones para corregir una falla en el regenerador.

La unidad, con capacidad de procesamiento de 108.000 barriles diarios, fue detenida siguiendo los procedimientos de seguridad contemplados en el Protocolo de Paradas de Planta. Se estima que en 15 días sean reanudadas las operaciones de Catalítica.

Por su parte, el complejo de Catalítica de la refinería Cardón (FCC) contribuye a mantener suficientes inventarios de producto para atender los compromisos adquiridos.