Caracas. La estatal Petróleos de Venezuela (Pdvsa) anunció este jueves que emitirá US$3.000 millones en la primera quincena de octubre de este año, para cumplir su plan de inversiones e incrementar la oferta de títulos en un nuevo mecanismo cambiario administrado por el Banco Central.

La petrolera confirmó la operación -esperada desde hace semanas por el mercado- a pocas horas de que cierre la campaña para las elecciones legislativas de este domingo, en las que el presidente Hugo Chávez buscará mantener el poder en el legislativo con la promesa de acelerar su proyecto socialista.

Pdvsa explicó en un comunicado que los inversionistas podrán adquirir en bolívares los Petrobonos denominados en dólares, esquema que garantiza una alta demanda local porque permite a empresas y particulares comprar divisas al margen del control de cambios vigente.

La firma, cuyas finanzas están muy presionadas por la crisis financiera internacional, dijo en el comunicado que "en los próximos días" dará mayores detalles y que el prospecto con los términos y condiciones será publicado pronto en diarios locales.

Pero más tarde, el ministro de Energía y presidente de Pdvsa, Rafael Ramírez, informó que entre los días 27 y 28 de septiembre darán a conocer las condiciones de la emisión de la compañía.

Plan de inversiones. "Tenemos un plan de inversiones que este año contempla el desembolso de US$14.000 millones. Hemos tomado como una política de nuestro gobierno hacer una captación de ahorro interno", explicó Ramírez la noche de este jueves al canal estatal de televisión.

Agregó que el dinero se invertirá en los planes de desarrollo de nuestra industria petrolera.

"Ahora vienen emisiones que están contempladas, también en el presupuesto de Petróleos de Venezuela para el año 2010 y que van a permitir cerrar nuestro año con una ejecución del 100% del plan de inversiones", dijo el funcionario.

Otra operación. Esta sería la segunda emisión de la petrolera en 2010, luego de reabrir en agosto su Petrobono a 2014 por unos US$1.000 millones, según el Ministerio de Finanzas, y que fue utilizada para pagar parte de los más de US$3.000 millones que adeuda a proveedores.

Pdvsa, que también tiene pagos atrasados con algunos socios en las empresas mixtas, ha utilizado estas operaciones en el pasado para financiar gasto corriente.

La deuda financiera de la compañía subió un 42% a casi US$21.500 millones en el 2009, ejercicio en el que sus resultados se desplomaron por la caída de los precios del crudo y en el que lanzó dos emisiones por más de US$6.000 millones.

El ministro de Energía anunció recientemente que se planificó emitir nuevos bonos a través del Banco Central de Venezuela y que el dinero recaudado de la emisión servirá para apalancar las operaciones y actividades de la petrolera venezolana.

En el 2007, la compañía venezolana colocó la emisión más grande de su historia por US$7.500 millones, a través de la intervenida y liquidada casa de bolsa Econoinvest.

Para este ejercicio, la estatal prevé retomar el ritmo de sus inversiones, principalmente los relacionados con la producción de crudo pesado en la Faja del Orinoco asociada en mayoría con decenas de petroleras internacionales.

El país petrolero, en el que está vigente un control de cambio, colocó en agosto US$3.000 millones en bonos al 2022 con el fin de aplacar la fuerte sequía de divisas que estaba asfixiando el tejido industrial venezolano por el estricto control cambiario.

Ramírez también informó que el 28 de septiembre llega al país el barco taladro que sustituye a Aban Pearl, que se hundió meses atrás en el Caribe venezolano.

La unidad tiene capacidad de llegar hasta 28.000 pies.