Caracas. Petróleos de Venezuela (Pdvsa) dijo este jueves que extendió la fecha de canje hasta el 12 de noviembre para su Petrobono 2011 de US$3.000 millones por un nuevo papel con vencimiento al 2013, por una aparente escasa demanda.

Pdvsa anunció a mediados de octubre que cambiaría US$1.125 del nuevo Petrobono 2013 por cada US$1.000 del antiguo papel para las ofertas que recibiera en o antes de este 28 de octubre.

Los inversores utilizan este tipo de emisiones para sacar capitales al margen de las restricciones cambiarias y proteger sus fondos contra la inflación de dos dígitos del país socio de la OPEP.

Después de esa fecha y hasta el 12 de noviembre, Pdvsa daría US$1.095 del nuevo bono por cada US$1.000 del anterior.

Sin embargo, la estatal dijo que unificó las fechas del canje para el 12 de noviembre de este año y pagará US$1.125 por cada US$1.000 del antiguo bono tras recibir hasta el jueves poco más de 200 instrucciones de canje por un valor de US$524 millones.

El nuevo papel tiene un cupón del 8% y el anuncio de los resultados está previsto para el 15 de noviembre.

Este lunes, Pdvsa adjudicó US$3.000 millones en bonos amortizables al 2017 recibiendo una demanda de más del doble del total ofertado.

Objetivo. Las emisiones de Pdvsa o de la República buscan aliviar el débil flujo de caja de la petrolera estatal, pagar nacionalizaciones y desarrollar el plan de inversiones, mientras el Gobierno mantiene una fuerte presión financiera sobre la compañía para mantener el alto gasto social.

Asimismo, existe en el país una gran sed de divisas por parte de empresas y particulares para hacerse de dólares en medio del control de cambio vigente desde el 2003.

Tras devaluar en enero de este año, el gobierno fijó dos tipos de cambio, uno de 2,6 bolívares por dólar para bienes de primera necesidad y otro de 4,3 bolívares para el resto, mientras que las empresas pueden hacerse con billetes verdes a unos 5,3 bolívares en el nuevo sistema cambiario oficial.

Los inversores utilizan este tipo de emisiones para sacar capitales al margen de las restricciones cambiarias y proteger sus fondos contra la inflación de dos dígitos del país socio de la OPEP.

Anteriormente este año, la petrolera estatal venezolana vendió unos US$ 1.000 millones en la reapertura de una emisión al 2014.

En agosto de este año, Venezuela adjudicó US$3.000 millones Bonos Soberanos Amortizables 2022 a la par, con un atractivo cupón del 12,75% .