Caracas. La estatal PDVSA suspendió el almacenamiento y los envíos de petróleo desde sus instalaciones en el Caribe tras la medida de ConocoPhillips de tomar temporalmente los activos de la firma en cuatro islas, según una fuente de la compañía venezolana y datos de Reuters.

PDVSA ha comenzado a concentrar la mayor parte de sus operaciones de exportación de petróleo en su principal puerto de crudo, Jose, y haciendo volver a tanqueros a aguas venezolanas para evitar embargos que reducirían aún más sus exportaciones y empeorarían una economía al borde del colapso.

La petrolera estadounidense se ha movido en los últimos días para tomar los activos de PDVSA en el Caribe y así hacer cumplir un laudo arbitral de US$2.000 millones relacionado con la nacionalización de los proyectos de Conoco en Venezuela en 2007.

"Ya no estamos almacenando o enviando petróleo de las islas del Caribe. Ahora dependemos mayormente de Jose", afirmó la fuente de PDVSA. La compañía venezolana no ha respondido a pedidos de comentarios.

El año pasado, PDVSA exportó más de 400.000 barriles por día de crudo y productos refinados de las cinco instalaciones propias y arrendadas en Aruba, Donaire, Curazao y San Eustaquio, de acuerdo con datos internos de la compañía. Los terminales manejaron alrededor del 24% de los envíos totales de la estatal venezolana.

La unidad de refinación estadounidense de PDVSA, Citgo Petroleum, también utiliza la terminal de Aruba para descargar, almacenar y mezclar crudos venezolanos y extranjeros para sus refinerías a lo largo de la costa del Golfo de Estados Unidos.

"Ya no estamos almacenando o enviando petróleo de las islas del Caribe. Ahora dependemos mayormente de Jose", afirmó la fuente de PDVSA.

Conoco ha embargado al menos 4,8 millones de barriles de crudo almacenado y combustible de PDVSA en las islas de Bonaire y San Eustaquio, según transportistas y la fuente de la firma venezolana, una fracción de la capacidad total de los terminales de 53 millones de barriles.

Un portavoz de Conoco declinó realizar comentarios el martes. La compañía había dicho previamente que seguiría buscando los activos de PDVSA mientras trata de hacer cumplir un laudo arbitral favorable.

Las cargas que llegan desde el Caribe han comenzado a crear cuellos de botellas en los principales puertos de PDVSA, especialmente Jose, y los muelles que sirven a la mayor refinería de la estatal, el Centro de Refinación Paraguaná, según los datos.

La noche de este lunes, PDVSA ordenó a un buque que esperaba descargar en Curazao que se desviara a aguas venezolanas, de acuerdo con un carguero y datos de Reuters.

El tanquero British Cygnet cargó crudo en la terminal rusa Primorsk, el mes pasado. Llegó a la terminal Bullenbay de Curazao este domingo, dos días después de que al menos dos tribunales caribeños ordenaran la retención de los inventarios en las instalaciones de PDVSA en Bonaire, Curazao, Aruba y San Eustaquio tras una solicitud de la petrolera estadounidense.

El British Cygnet, que zarpó hacia la costa occidental de Venezuela este lunes por la noche, sigue una lista de al menos nueve buques desviados desde Curazao y Bonaire a Venezuela y Cuba para evitar la incautación de los tanqueros o sus barriles, según una fuente de PDVSA y datos de Reuters.