Morichal. La estatal Petróleos de Venezuela (Pdvsa) planea invertir US$18.000 millones en el 2011, lo que supone un incremento del 35% con respecto al ejercicio anterior, dijo el jueves el ministro de Energía, Rafael Ramírez.

Venezuela, el país con las mayores reservas mundiales de crudo, apuesta por la Faja Petrolífera del Orinoco para reanimar su estancada producción, que el año pasado bajó a mínimos desde el feroz paro que sacudió a la industria entre 2002 y 2003.

"Han surgido planes extraordinarios", dijo Ramírez a periodistas durante una visita a la calurosa región del Orinoco, donde Pdvsa se ha aliado con socios internacionales para desarrollar uno de los depósitos de hidrocarburos pesados más grandes del planeta.

Pdvsa preve destinar unos US$2.000 millones a un plan especial para elevar la producción en la Faja en unos 146.000 barriles por día (bpd) este año, incluyendo producción propia de Pdvsa y de sus empresas mixtas con TNK-BP, Total, Statoil y Chevron.

Actualmente, los proyectos en la vasta región del Orinoco, que se extiende por todo el sureste del país, producen unos 900.000 bpd, mientras que el bombeo total venezolano está en torno a los 2,9 millones de bpd.

La estatal petrolera declaró "emergencia operacional" en la Faja hasta septiembre, lo que le permitirá acelerar la contratación de bienes y servicios necesarios para aumentar su producción propia y la de empresas mixtas .

El plan de incremento, bautizado como Proyecto Tricolor, arrancó este mes con un aumento de unos 23.000 bpd de crudo extrapesado y llegaría a 145.900 bpd en diciembre, según las autoridades energéticas del país.