Petróleos de Venezuela (Pdvsa) presume que un derrame de petróleo ocurrido en la localidad de Tascabana, estado Anzoátegui, es producto de un acto de sabotaje e indicó que está atendiendo la emergencia.

Pdvsa señaló en una nota de prensa que la tubería "se afectó con una segueta" y que "ante el atentado contra una de las líneas de flujo, se realizó de forma inmediata los procedimientos" para esos casos.

"Las labores incluyeron la colocación de barreras de heno, material absorbente y bermas de contención, con la participación de la comunidad organizada de la localidad", aseguró la empresa que durante todo el mes ha lidiado con un gran derrame en Monagas.

Sin embargo, la petrolera agregó que "se ha comprobado que las aguas no han tenido ningún tipo de afectación por este incidente. Las comunidades de Tascabaña 1 y 2 continúan surtiéndose del vital líquido, como de costumbre, mediante un pozo productor de agua potable y con camiones cisternas para su distribución".

La empresa estimó que "esta misma semana se logre la conclusión del arreglo de la tubería, al tiempo que se ejecutan las labores de investigación que determinarán la causa del daño de la línea del fluido".