Caracas. La estatal Petróleos de Venezuela (Pdvsa) informó el miércoles que pagó a la petrolera Exxon Mobil unos US$250 millones correspondientes a una indemnización ordenada por un tribunal arbitral tras la nacionalización de los activos de la firma estadounidense en el país sudamericano.

Luego de una ardua batalla legal, la Cámara de Comercio Internacional (ICC, por sus siglas en inglés) ordenó a Pdvsa compensar a Exxon con unos US$908 millones por la nacionalización del proyecto Cerro Negro en la vasta Faja del Orinoco, operado por la firma transnacional.

El monto se redujo tras varios descuentos, que fueron admitidos por Exxon.

"Pdvsa informa al país que fue honrado, antes de los 60 días estipulados, el monto previsto en el laudo arbitral publicado en fecha 30 de diciembre de 2011 por el Tribunal Arbitral ad hoc de la Cámara de Comercio Internacional", dijo la estatal en un comunicado.

Las petroleras Exxon y ConocoPhillips introdujeron arbitrajes contra Venezuela en el 2007 solicitando más de US$40.000 millones en compensación, pero Venezuela dijo que estimaba pagar no más de US$2.500 millones por ambos casos.

Tras ser fustigado por Chávez, Venezuela abandonó este año el Ciadi, en donde se enfrenta a pagos por hasta US$45.000 millones tras la nacionalización de activos extranjeros.

El obtener una compensación sustancialmente menor a la solicitada por Exxon fue un hecho leído por el gobierno del presidente Hugo Chávez como un "triunfo", aunque todavía está en curso otro arbitraje introducido por la norteamericana ante un tribunal del Banco Mundial.

El Centro de Arreglo de Disputas relativas a Inversiones (Ciadi) ventila multimillonarios arbitrajes contra Venezuela solicitados por otra veintena de firmas.

A pesar de ello, Pdvsa dio por concluida la batalla legal con Exxon y dijo que no prevé desembolsar ninguna compensación adicional al gigante estadounidense.

"Las pretensiones iniciales de Exxon Mobil ascendían a US$12.000 millones, tal como lo planteó al solicitar medidas cautelares contra Pdvsa ante tribunales ingleses y de otras jurisdicciones. Al formalizar su denuncia ante la ICC, su reclamo se redujo a US$6.800 millones, cifras evidentemente exorbitantes y abusivas", agregó la petrolera.

Tras ser fustigado por Chávez, Venezuela abandonó este año el Ciadi, en donde se enfrenta a pagos por hasta US$45.000 millones tras la nacionalización de activos extranjeros, pero su retiro no exoneraría al país de enfrentar las compensaciones pendientes.

El reglamento de la corte dice que luego de abandonar la instancia arbitral, la membresía sigue vigente por seis meses en los que Venezuela puede demandar o ser demandado. Sin embargo, todos los procesos iniciados antes de la renuncia continúan su curso.