Caracas. El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, ordenó la expropiación de la empresa local de transbordadores, Conferry, acusándola de mal servicio, en una nueva arremetida contra la propiedad privada en el país petrolero.

Conferry fue sancionada en el pasado por el organismo local de defensa del consumidor, Indepabis, por constantes fallas en las embarcaciones, retrasos y numerosas quejas de usuarios.

"Hoy aprobé la ocupación temporal y expropiación de Conferry. Ya basta. Eso es un desastre. Vamos a nacionalizar eso, a poner operativos todos esos buques. La seguridad de nuestro pueblo que viaja para Margarita es muy importante", dijo Chávez en contacto telefónico con el canal estatal.

Funcionarios de la firma no estuvieron disponibles inmediatamente para comentar la medida.

Desde que asumió el poder en 1999, Chávez ha revertido para el Estado grandes proyectos petroleros, cementeros, mineros y bancarios en su intento por llevar al socialismo al mayor productor de petróleo de Sudamérica.

Este lunes, dos aviones de firmas locales tuvieron que aterrizar de emergencia al suroeste del país. Uno de ellos sufrió el desprendimiento de sus turbinas, mientras que el otro registró una falla hidráulica que provocó humo en la cabina.

"Hay que apretar las tuercas a todas las empresas públicas y privadas para que cumplan con el mantenimiento de los aviones", advirtió.

Conferry, de propiedad de una acaudalada familia local, inició sus operaciones en el país en 1959 y cuenta con tres embarcaciones -sólo dos en operación- que cubren la ruta desde los terminales marítimos de Puerto La Cruz y La Guaira hacia la isla de Margarita.

Chávez habló desde el presidencial Palacio de Miraflores, donde convalece del cáncer que lo aqueja, pero que asegura vencerá para postularse a un nuevo mandato de seis años en las elecciones de octubre del 2012.