La presidenta de la Cámara Inmobiliaria Metropolitana de Venezuela, Rosa Magaly Varela, informó a El Mundo Economía, que en apenas un mes de haber sido promulgada la Ley para la Regularización de Arrendamientos de Uso Comercial, se empezó a ver la reactivación de la oferta de alquileres de locales.

Varela, quien intervino en el foro patrocinado por la Cámara Inmobiliaria de Venezuela (CIV), para explicar detalles del texto, precisó que la oferta de alquileres de locales que se observó desde mayo pasado (cuando se aprobó la ley), repuntó 22%.

Explicó que esta reactivación se observó, en comparación con la caída en la oferta de arriendos, que se registró el año pasado entre noviembre y diciembre.

“En el poquito tiempo que tiene la ley en vigencia, hemos visto un repunte al menos en las ofertas que se publican en los principales diarios nacionales. Esto quiere decir, que la gente está empezando a confiar en la ley, en el mercado. Eso demuestra que la gente quiere alquilar sus locales”.

Varela precisó que esté repunte de la oferta de arriendos, se ha medido en la zona Metropolitana de Caracas. “Hasta ahora no tengo el reporte del resto del país, pero me imagino que la tendencia va por ahí, en el resto de los estados”.

La presidenta de la Cámara Inmobiliaria Metropolitana recordó que la oferta de alquileres en locales comerciales, cayó significativamente entre 40% y 50%, el año pasado entre noviembre y diciembre a raíz de la publicación del decreto ley 602, el cual colocaba topes para fijar cánones de arrendamiento.

En esa oportunidad representantes de los gremios inmobiliarios y la Cámara de Centros Comerciales (Cavececo), alzaron la voz de protesta, pues argumentaban que la medida produciría una baja importante, dado que los propietarios se abstendrían de alquilar sus locales, pues les dejaba prácticamente sin ganancias, la no poder cobrar un canon acorde con los gastos que tendrían que erogar, además de obtener la utilidad por el arriendo.

Rosa Magaly Varela recalcó que es muy poco tiempo para vaticinar qué va a pasar más adelante con la aplicación de la normativa; sin embargo, dijo que en las primeras de cambio, con apenas un mes de promulgado el texto y a pesar de que no se ha publicado el reglamento, el balance es muy positivo.

“Creemos que esto puede ser bastante positivo, porque la gente se está atreviendo a alquilar, la gente está empezando a agarrar confianza. Esto nos demuestra que hay algo muy positivo en la ley, porque se demostró que es posible que los arrendatarios y arrendadores lleguen a acuerdos para la fijación del canon; algo que nos da otra lectura positiva, de que se respeta la propiedad privada y eso da mucha confianza”.

Varela puntualizó que están a la espera de que la Superintendencia de Precios (Sundee), publique mayores precisiones, para la fijación del canon de arrendamiento, pues la ley aún no tiene reglamento.

Aunque precisó que los propietarios e inquilinos tienen seis meses para adaptar los arrendamientos a las disposiciones que establece el texto.

De acuerdo a la Ley de Arrendamientos de Uso Comercial, el canon será fijado entre las partes, dependiendo del margen de ganancia del negocio.

La utilidad que percibirá el propietario del local será de 12% y el canon se fijarán con la periodicidad que establezcan las partes, basados en el índice de inflación.

También se convino en el texto, que los gastos de pago de condominio, serán compartidos, entre el inquilino y el propietario.

Resurge confianza

El presidente de la Cámara Inmobiliaria, Aquiles Martini, quien encabezó el foro “Para entender la Ley de Regularización de Arrendamientos Inmobiliarios para Uso Comercial”, expresó que el encuentro se realizó para “todos puedan conocer y entender un poco más la ley, que si bien es cierto, la conocemos quienes la hicimos, es necesariopresentarsela a los demás involucrados y sepan qué contiene”.

Explicó que con la reactivación del mercado de alquileres comerciales, a raíz de la aprobación del texto legal, se está demostrando que “sí es posible que sel sector privado llegue a cuerdos con el gobierno y que se respeten las reglas constitucionales y sobretodo la propiedad privada”.

Martini, subrayó que la satisfacción que se ha presentado en ambas partes (inquilinos y propietarios), demuestra que “es una ley donde se respetan las reglas mínimas de negociación; y algo muy importante, el gobierno entendió que no debe meterse en negociaciones entre las personas, y que Superintendencia de Precios debe intervenir sí y sólo si se presentaran conflictos entre las partes”.

Amplió que con la reactivación del mercado de alquiler, a consecuencia de la promulgación de la ley, también se espera que se reactive la construcción de centros comerciales, de manera que exista mayor disponibilidad de locales para el arrendamiento.

En medio de las discusiones previas a la aprobación del nuevo marco legal, voceros del sector inmobiliario y de la construcción, expresaron que de liberarse “los cercos legales y una vez recuperada la confianza, podrían reactivarse la construcción de unos 20 centros comerciales en todo el país, que estarían listos en dos años.

También se advirtió sobre la conveniencia de derogar el decreto ley 602, a fin de proteger los 600 mil empleos directos que tiene el sector comercial.

Medida derogada

El decreto 602, que se promulgó en noviembre de 2013, que colocaba como tope 250 bolívares por metro cuadrado para fijar el canon de arrendamiento en locales comerciales, provocó distorsiones y fue rechazado tanto por arrendadores como arrendatarios, pues afectaba las ganancias de los propietarios y no dejaba puntos claros para los inquilinos.

La medida afectó el pago de servicios de condominio, de manteniendo y de vigilancia, pues los cánones quedaban tan bajos que no daba para cubrir estos gastos.