Caracas. Más de tres meses después de su expropiación y toma por parte del gobierno, Agropatria -antes Agroisleña- enfrenta serios problemas para mantener su producción -actualmente estimada en 30% de su capacidad- por caída de los inventarios de materia prima, lo que pone en duda que la estatizada empresa pueda contar con suficiente stock el grueso de la cosecha del ciclo de invierno 2011.

"Una visita a cualquier tienda permite comprobar que hay muy pocos insumos, pues las fábricas no han podido incrementar la producción al ritmo requerido", señaló un trabajador de la otrora Agroisleña.

Recordó que ya desde noviembre pasado debieron haber arribado los cargamentos de materia prima importada, por lo que existe un retraso de tres meses para la recepción de los insumos necesarios para la elaboración de herbicidas, insecticidas, fungicidas, fertilizantes y hasta semillas.

"Del producto de mayor demanda y venta en el mercado, que es un herbicida que se fabrica para otra distribuidora agrícola, no se ha elaborado un solo litro desde el año pasado", dijo otro trabajador de Inica (Insecticidas Internacionales C.A.), empresa del holding expropiado en octubre pasado por el gobierno nacional.

Acotó que la situación es de total precariedad en cuanto a la manufactura se refiere, pues la falta de material mantiene las labores a media. "Estamos entrando a febrero, mes que tradicionalmente representa el fuerte de la zafra para la empresa, pero estamos operando a menos de la mitad".

Aseguran suministro. Pese a las informaciones suministradas por trabajadores de planta, representantes de gremios productores y voceros de compañías asociadas a Agropatria, afirmaron que la compañía ha garantizado el suministro.

"La directiva nos ha asegurado que existe inventario suficiente para garantizar la cosecha", dijo un alto representante de una asociación productora del centro-occidente del país, quien solicitó expresamente no ser identificado, quien no obstante afirmó que el tiempo de espera para el despacho de mercancías en algunas tiendas puede abarcar hasta dos meses.

A su vez, una fuente interna de una de las empresas cuyos productos fabrica Agropatria, destacó que hasta el momento no han tenido mayores dificultades en la recepción de mercancía ordenada a la corporación oficial.

"Mantenemos nuestros pedidos como lo hemos hecho hasta ahora. Reconocemos que las nuevas autoridades deben familiarizarse con los procesos, pero confiamos en mantener las relaciones como hasta ahora", dijo.

Trabajadores en ascuas. "Hay plantas que están prácticamente paralizadas, por lo que tememos que se produzcan mayores despidos", señaló uno de los empleados consultados, al tiempo que recordó que en todo el holding se han efectuado en los últimos meses más de 150 despidos, algunos de ellos injustificados.

Otro de los entrevistados dijo que en la planta Sintex, ubicada en Turmero (Aragua), fueron notificados el viernes pasado de la rescisión de sus contratos, por lo que desde este mes quedaron cesantes.