Los resultados en materia de construcción de vivienda en el primer trimestre de este año no parecen muy alentadores en momentos en que el gobierno venezolano se propone hacer 350.000 unidades entre 2011 y 2012 y 2 millones de aquí a 2018.

De acuerdo con datos preliminares, la cantidad de viviendas terminadas en el primer trimestre de este año es 27% menor a la registrada entre enero y marzo de 2010.

Juan Francisco Jiménez, presidente de la Cámara Venezolana de la Construcción, estima que en los primeros tres meses del año se terminaron 12.000 soluciones habitacionales. En el mismo lapso de 2010 la cantidad de casas terminadas fue de 16.550 unidades.

Esto significa que en el trimestre se dejaron de edificar 4.550 casas.

La construcción de viviendas no está en su mejor momento, a juzgar por la afectación de la construcción privada, especialmente a partir de la intervención de 33 desarrollos urbanísticos en varios estados del país, el pasado 31 de octubre.

En el último trimestre del año 2010 se sintieron los coletazos de la crisis. Entonces, se construyeron 18.025 unidades, 46,6% menos que en igual trimestre de 2009, según el Banco Central de Venezuela.

A lo largo del año se terminaron 61.403 viviendas; en tanto que en 2009 fueron concluidas 98.210.

El sector privado de la construcción, al que se atribuye el 75% de las viviendas que se hacen en el país, se resiente.

Jiménez estima que la construcción privada cayó cerca de 30% en el primer trimestre del año, lo que duplicaría el registro del mismo período de 2010, de 15,9%.

Escasez de insumos, aumentos de precios, financiamiento limitado y lluvias afectaron el desempeño del sector en 2010.